¡Las redes de tareas son fractales!

¡Las redes de tareas son fractales!

Es precioso observar los modelos y formas recurrentes de la naturaleza. Los fractales: una forma que se va repitiendo a diferentes escalas reproduciendose a si misma en cada nivel. Puede que de los más alucinantes sea comparar un átomo con el sistema solar: esferas dando vueltas alrededor de esferas. El universo no deja de ser eso, desde el átomo hasta las galaxias. En el extremo superior lo mismo que en el extremo inferior, bolitas dando vueltas alrededor de bolitas.

Las leyes del caos: lo simple gobierna lo complejo. Una estructura sencilla y repetitiva cuya existencia explica y rige una estructura compleja.

Un copo de nieve, la erosión de la costa gallega, una hoja de un helecho, las escamas de las alas de una mariposa, los dibujos de la concha de una caracola, las plumas de la cola de un pavo real…. os invito a disfrutar con una búsqueda en la red: imágenes de fractales en la naturaleza.

¿Y a qué viene esto en un blog de gestión de proyectos? La verdad es que es una reflexión poco técnica. Más bien filosófica o hasta artística. Pero es que cuando veo desde lejos las formas que adoptan las redes de tareas de los proyectos no puedo menos que pensar en fractales. En estructuras de algo sencillo: las dependencia funcionales entre tareas repitiendose y repitiendose hasta conformar el patrón, la forma, el flujo básico del desarrollo del proyecto, de sus fases, del embrollo de tareas y tareas y relaciones entre ellas que conforma un proyecto.

La secuencia lineal más simple: Predecesora –> Sucesora/Predecesora –> Sucesora.

  • Una tarea, al final, sin sucesora: el objetivo del proyecto.
  • Una tarea, al principio, sin predecesora: la puerta del proyecto.
  • Una secuencia de tareas que son sucesoras y predecesoras al mismo tiempo. Sucesoras de sus predecesoras y predecesoras de sus sucesoras.

Y lo podemos complicar un poquito más, pero no mucho:

  • Puntos de bifurcación, donde una tarea es predecesora de más de una.
  • Puntos de integración, donde una tarea es sucesora de más de una.
  • Tareas en paralelo, se ignoran entre ellas, no se necesitan, discurren sin precederse ni sucederse entre ellas.

Sólo seis simples formas de relación que gobiernan la complejidad de nuestras redes de tareas. Y que son la puerta desde la que abordamos con nuestros clientes las planificaciones de sus proyectos. Y son al mismo tiempo una fase de trabajo a veces obviada: miles de proyectos obsesionados por las fechas y las duraciones se van directamente al Gantt ignorando que hay algo anterior que define la lógica del proyecto. Se saltan el paso primero y dejan de lado lo simple que lo gobierna todo.

Aquí va una red de tareas sencillita, pero en la que ya podemos ver todas esas estructuras:

¿A que aunque a diferente escala se le parece esta otra? ¡Pues estos dos proyectos no tenían nada en común!

Y aquí os dejo algunas más… puede que no tan bonitas como las que hace la naturaleza, pero fractales en definitiva… repeticiones y repeticiones de repeticiones de estructuras simples que nos enseñan el flujo del proyecto, en micro y en macro.

 

¿Se parecen vuestros proyectos a alguno de ellos? ¿O se parecen más a éste que aparentemente no tiene ni orden ni concierto?

¿Seguro que no tiene ni orden ni concierto? ¿Hay algo diferente a las seis formas simples que hemos definido antes? Observadlo bien…. o miradlo ahora tras reorganizar la distribución de las tareas:

Pues eso…. que gestionamos fractales… bonito y divertido.

Share this post

Deja un comentario